Buscar
  • Julio Roldan

5 Elementos importantes para poder tener un jardín ecológico.


Cuando muchas personas piensan en la solución al cambio climático, piensan en los paneles solares, los vehículos eléctricos y la utilización de productos naturales, son a menudo las imágenes que nos vienen a la mente. Aquí es donde puede ayudar nuestro jardín y plantas.

Muchas personas saben que los bosques ayudan a adsorber el carbono, pero es difícil creer que unos pocos árboles en un parque o jardín puedan ayudar. Sin embargo, si sumamos todos los árboles que hay en todos los patios que hay en el mundo, nos encontramos un enorme bosque que se encarga de absorber una gran parte del Carbono, ya que se convierte en un gran bosque urbano.

Desde siempre se ha creído que solo los paisajes naturales como los bosques eran ellos los únicos que cumplían esa función, ya que están en espacios limpios.

Según los últimos estudios se ha demostrado que hay más Carbono en los suelos urbanos que en los de los bosques.


Primer elemento:

Evitar labrar el terreno. Para empezar hay que señalar que el jardín es como todos los paisajes naturales creados por la propia naturaleza, almacena y emite carbono como parte de los procesos naturales. Así, el objetivo es el de poder almacenar más y emitir menos. Una actividad muy común que hace que el suelo libere carbono es la labranza: cada vez que se rompe el suelo se emiten gases, de efecto invernadero que suben hasta la atmósfera.


Debemos centrarnos en las plantas Perennes y las hierbas comunes que hacen su función.

Cuando plantamos árboles, arbustos y plantas de hoja perenne, estamos en la eliminación del carbono durante todo el año, a diferencia de los de hoja caduca,

Podemos tener alimentos también plantando árboles frutales, viñas, vallas, etc.

Con las hierbas perennes también pasa lo mismo.

Sino realizamos la labranza también ayudaremos a la microfauna, ya que al salir a la luz.

Realizar plantaciones densas. Hasta cierto punto cuantas más plantas pueda tener uno en su propiedad, más carbono captara. Un gran árbol sin ninguna planta que crezca debajo de él no almacena tanto carbono como una mezcla de arbustos, enredaderas y plantas herbáceas, como en bosque natural, además de árboles grandes y pequeños, agrupados en la misma área de tierra.


Utilizar la materia orgánica En muchos sentidos, lo que es bueno para el planeta también es bueno para la planta. No solo las plantas almacenan carbono; el suelo en realidad tiene una enorme capacidad de retenerlo, especialmente la parte oscura, y fértil llamada humus, que es 60 por ciento de carbono. Sin embargo, el humus no es una cosa que se puedes ir a la tienda y comprar en una bolsa. Es el resultado final de la descomposición de la materia orgánica.

Una población microbiana saludable en el suelo y un suministro constante de exudados de las raíces ricos en carbono son requisitos previos para la producción de humus. Los ingredientes principales son: la materia orgánica como los restos de césped, el triturado de las ramas y las hojas.

Praderas naturales y cubiertas vegetales. Las praderas silvestres en realidad también captan grandes cantidades. Esto es en parte un producto de las extraordinarias capacidades fotosintéticas de las hierbas, que producen enormes cantidades de exudados de carbono bajo tierra y por la raíz. Por lo tanto, la absorción de carbono en este caso se concentra en las raíces y el humus, en lugar de la vegetación sobre el suelo.

Por supuesto, los prados silvestres son diferentes y captan mucho más carbono, que los céspedes ordinarios, que contienen muy poca biomasa, tienden a agotar el contenido de humus y materia orgánica, muy especialmente cuando se fertilizan únicamente con productos químicos. La mejor apuesta si queremos una cubierta vegetal abierta, es realizar una siembra con semillas autóctonas, cuanto mayor sea la especie mucho mejor.

Pero incluso algunas hierbas comunes pueden captar bastante carbono. De hecho, los jardineros conocemos como gramíneas de estación cálida como: Kikuyu, Zoysia, y San Agustín son grandes productores de carbono monstruosos. Esto se debe a que, a diferencia de las gramíneas de estación fría, estas son “especies C4 gramíneas que utilizan una forma diferente de fotosíntesis que da como resultado una absorción de carbono mucho mayor. Solo alrededor del 1 por ciento de las especies de plantas en la tierra utilizan la fotosíntesis C4, pero estas representan aproximadamente el 30 por ciento de la fijación de carbono terrestre en todo el mundo, y muchas de ellas son hierba de césped.

34 vistas

Calle Santa Mardarida, 2

08100 Mollet del Vallés

Barcelona

cirajardineria@gmail.com

  • Cira Jardineria
  • Cira Jardineria

Tel: 686-790-541

© 2019 Cira Jardineria